Eclesiologia6
4__67__m.jpg

Eclesiologia, por Elissah: un curso parroquial.

EL SIGNO DE UNIDAD Y SALVACION

La Iglesia es en el mundo Sacramento por cuanto significa visiblemente lo que invisiblemente confiere. Lo que confiere la Iglesia, con ser tanto, puede resumirse en dos palabras: UNIDAD Y SALVACIÓN.
Decimos que la cosa es UNA cuando es indivisa o sin posibilidad de división en sí misma, en su esencia, de modo que si se la quisiera dividir provocaría su destrucción.

La unidad de la Iglesia es un signo distintivo de ella porque Cristo la fundó UNA. De aquí que la verdadera Iglesia es un todo orgánico. Es una sociedad visible, cuyos miembros profesan la misma fe, sostienen una misma esperanza y viven una sola caridad; observan las mismas formas esenciales de culto, hacen uso de los mismos sacramentos y medios de santificación, y se somenten a una sola autoridad central: el Papa. La marca característica de unidad de la Iglesia es todo ésto, y no tan solo la fe en Jesucristo que los separados de la Iglesia dicen ser suficiente.
Con ser la Iglesia una en lo esencial, no existe inconveniente para que en lo accesorio no haya uniformidad sino variación; de ahí la gran variedad de ritos o formas de culto, idiomas litúrgicos, derecho canónico y costumbres que se encuentran en los diferentes pueblos desde los tiempos apostólicos, ofreciendo ante el mundo signos externos de unidad y a la vez de diversidad, unidad en un sólo Credo o fórmula de fe; un sólo culto, unos mismos sacramentos y una sola autoridad. Estas señales exteriores expresan, sin embargo, algo interno de unidad que no es apreciable por los sentidos.
El principio de la Iglesia UNA: dentro de su seno no hace distinción, ni en cuanto a derechos de descendencia según la carne, ni en cuanto a parcialidad en la Promesa, ni en cuanto a decisión por la Ley; porque todo queda bajo el signo de Cristo, quien al inaugurar su reino, llama a los judíos primero y luego a todos los hombres para ingresar en la Iglesia. Tal es la reunificación del género humano que habrá de encontrar dentro de la Iglesia la reunión de lo que Dios había tenido que separar para realizar la preparación de la Salvación

Porque cuando Yahveh dijo a Abraham: "vete de tu tierra, y de tu patria, y de la casa de tu padre, a la tierra que Yo te mostraré" (Gen. 12,1), Dios mismo estableció una división, no porque quisiera ocuparse tan sólo de la salvación de un único pueblo escogido, sino porque era necesario preparar la salvación de todos los pueblos dentro del seno de uno sólo.
Pero San Pablo hace la observación: "por tu descendencia se bendecirán todas las naciones de la tierra, en pago de haber obedecido tú mi voz" (Gen.22,18 ), la promesa, decimos, fue otorgada a través de uno sólo y no de muchos. Ese uno solo es Cristo y en El son benditas todas las naciones y todos los hombres.
Porque al encarnarse el verbo, Dios se hizo hombre; es decir que la naturaleza humana se divinizó en Cristo al ser asumida en El por la Divinidad. De este modo, sólo los que se hacen uno con Cristo logran esa divinización. Así pues, el medio único para este entronque en ser incorporado a Cristo, en quien se concentraba toda la posteridad y se realizaban todas las bendiciones de esa Promesa.
Ahora bien, la doctrina paulina del Cuerpo Mìstico nos enseña que esa fusiòn de cada hombre con Cristo se realiza por toda la comunidad dentro de la Iglesia. Podrìa pensarse que esa uniòn no pasa de ser una bella metàfora, sin embargo tres potencias unificadores nos van a demostrar còmo esa uniòn de Cristo con la Iglesia se realiza en una plenitud a la que jamàs llegarà cualquier sociedad humana, llàmese familia, gremio, naciòn, etc.

  • La primera potencia es la unificaciòn en el pecado: Jesùs asumiò junto con la naturaleza humano el pecado como responsabilidad de todo el gènero humano, pagando en la cruz por todos los hombres como si el pecado hubiese sido cometido por èl.
  • La segunda potencia es la unificaciòn en el amor: cualquier hombre amarà hasta un lìmite que no puede traspasar al ser amado, la muerte coloca un abismo de incomunicaciòn entre ambos. No sucede lo mismo en Cristo, que ama con amor perdurable e infinito, capaz de trascender el tiempo y prolongarse en la eternidad.
  • La tercera potencia unificadora del Cuerpo Mìstico de Cristo es el Espìritu Santo que vivifica a la Iglesia como promesa de Cristo hecha realidad a su influjo. La Iglesia tiene la garantìa de la cohesiòn del Divino Espìritu. Ya no es el querer del hombre, sino el de Dios que une para siempre y que a pesar de las fallas humanas funde en un sòlo espìritu de unidad lo que estaba disperso.

EL DESIGNIO DE DIOS

Lo que dio origen a la formaciòn de un pueblo fue el designio de Dios, un designio salvìfico y universal. Este designio de salvaciòn es la razòn de ser de la Iglesia y consiste en congregar en la unidad a todos los hombres para que en su seno encuentren los elementos de santificaciòn necesarios.
El Plan de Salvaciòn comienza por la Encarnaciòn de Cristo, tiene su segunda etapa en la venida del Espìritu Santo y tendrà su culminaciòn gloriosa en la Parusìa o Segunda Venida del Señor.
Una nota caracterìstica del Plan de Salvaciòn es el propòsito de Dios de salvar y santificar a los hombres, no individualmente, como seres aislados, sino al contrario, constituyendo un agrupamiento, una comunidad, un pueblo.
Este pueblo fue primero elegido de la casa de Israel, con el que pactò una Alianza, revelàndole su voluntad y reservàndolo para Sì. Pero siendo todo esto figura de lo que habìa de venir, al llegar la plenitud de los tiempos, enviò Dios a su Hijo a realizar la revelaciòn completa y a convocar al Pueblo definitivo formado de judìos y gentiles, que se unificò no en la carne, sino en el Espìritu.

RESUMIENDO:

- La Iglesia es ante el mundo signo de unidad y salvaciòn.
- La unidad se realiza en la Iglesia por Jesucristo y se mantiene en el Espìritu Santo.
- Un solo Dios, un solo Espìritu, un solo bautismo y una sola fe.

Cuestionario:

1. ¿Què quiere decir que la Iglesia es signo de unidad?
2. ¿Què quiere decir que la Iglesia es signo de salvaciòn?
3. ¿Còmo es que el Pueblo de la Antigua Alianza prefigurò al Nuevo Pueblo de la Nueva Alianza?.
4. ¿Por quièn y en què forma se unieron en un solo pueblo los judìos y los gentiles?.
5. ¿Por què habla San Pablo de que sòlo hay una Fe, un Bautismo y un Espìritu, por lo que todos somos congregados en una sola Iglesia?

1 2 3 4
5 6 7 8
9 10 11 12
13 14 15 Home

Backlinks


Add a New Comment
or Sign in as Wikidot user
(will not be published)
- +
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License